La Democratización de la Fotografía: Cartes de Visite

Harrison Nathaniel Rudd. Fuente: NY Heritage Digital Collection*

Esas pequeñas postales que hoy en día encontramos en álbumes familiares y tiendas de anticuarios fueron el principio del uso masivo de la fotografía. Las “tarjetas retrato” o cartes de visite, CDV, (nombre por el que se les conoció en todo el mundo), fueron pequeñas impresiones en papel albuminado, de un tamaño alrededor de 3.5 x 2 in (8.9 x 5.1 cm). Dado que el papel en que se imprimían era muy delgado, para protegerlas se montaban en cartulinas de aproximadamente 4 por 2.5 in (10.2 x 6.4 cm).

El proceso y cámara para hacer las cartes de visite fueron desarrollados por el fotógrafo francés André Adolphe Disdéri (1819-1889) en 1854. Disdéri patentó el proceso de hacer clichés fotográficos a partir del colodión, de la albúmina y del vidrio. Para tomar las fotografías, se incorporaban a la cámara cuatro, seis, ocho, y en algunos casos hasta doce objetivos, maximizando así el rendimiento y reduciendo el costo de producción de retratos. (5)

André Adolphe Disdéri. Portrait of an Unidentified Woman, c.1860-65. Uncut albumen print from a carte-de-visite negative. Fuente: Gernsheim Collection, Humanities Research Center, University of Texas, Austin. Source: Rosemblum N. A World History of Photography, 3rd ed. 1997 p.63

Este género fotográfico rápidamente se hizo común en todo el mundo. En 1957, la Reina Victoria de Inglaterra contribuyó a su popularidad con cartes de visite, de toda la familia real y en 1959, C. D. Frederick las introdujo en New York.

Por su bajo costo comparado con la pintura y el daguerrotipo, cartes de visite van a caracterizar a las personas de la segunda mitad del siglo XIX. Por ejemplo, durante la Guerra Civil en Estados Unidos, las cartes de visite fueron utilizadas por los soldados y sus familias para crear un recuerdo antes de partir hacia la guerra. Su tamaño permitía a los soldados guardarlas entre las páginas de una Biblia o en un bolsillo del uniforme. Fue tal la popularidad de la fotografía en esta época que entre los años 1864 y 1866, el gobierno de los Estados Unidos impuso un impuesto de lujo a las fotografías. Los fotógrafos debían poner un sello postal a cada fotografía vendida, de acuerdo con el precio de la imagen. El sello de 2 centavos pagado por fotografías que costaran menos de 25 centavos se aprecia en la imagen adjunta.

Poco a poco, las técnicas de retrato de estudio usadas principalmente para la clase privilegiada se adaptaron a la burguesía y la clase media. Fondos que emulaban un paisaje europeo, elegantes sillones y reclinatorios, balaustrados, libros y elementos que fueron símbolos exclusivos de la clase en el poder, los intelectuales, o artistas, pasaron a ser parte de las representaciones de toda persona que pudiera pagar una fotografía. Sin duda, el vestuario, el estilo del corte y peinado del cabello tanto de hombres como de mujeres, son elementos que hoy en día ayudan a identificar la década en la que fue tomada la fotografía. En algunos casos, el estudio tenía vestuarios y joyas a disposición de los clientes.

Grupo de personas, Inglaterra. Colección Vásquez Chaverri

En su mayoría, las cartes de visite presentan sujetos solos o parejas, posando en un estudio. Esto se debió a que el pequeño formato de estas fotografías limitaba el espacio para acomodar muchas personas. Aun así, se encuentran cartes de visite con grupos de personas como se observa en las siguientes tarjetas de Inglaterra. Estas fotografías de grupo fueron tomadas afuera, no en estudios. Los niños y las personas mayores fueron los más difíciles de retratar dada la inquietud natural de los modelos.

Pareja con niños muertos. Colección Vásquez Chaverri

El retrato post mortem, especialmente de niños de corta edad también se practicó en estas décadas. La fotografía de la izquierda muestra una pareja con dos niños muertos. Esta CDV fue adquirida en Estados Unidos y se desconoce la fecha del retrato. La delgada cartulina que sirve de soporte, y las líneas doradas decorativas, así como los atuendos de la joven pareja que tiene en sus brazos los niños, son indicio de que la fotografía se tomó alrededor de década de 1860. La cartulina no muestra marca del fotógrafo, indicador de su bajo costo o producida por un fotógrafo itinerante.

El auge de este tipo de fotografía fue en 1860, pero su uso continuó durante las primeras décadas del siglo XX; así se popularizaron los álbumes de colecciones de CDV. Estos álbumes se personalizaban, con tapas de cuero y el nombre de su dueño. Con la aparición de otros formatos como Cabinet, Victoria y Promenade (de mayor tamaño) o mucho más pequeño, Mignon, su uso se discontinúa en Europa y Estados Unidos alrededor de 1920.

Los fotógrafos itinerantes comercializaron el “mundo exótico” con fotografías de personas de diferentes partes del mundo, sus costumbres, edificios y paisajes.

Las cartes de visite también se utilizaron con fines de explotación racial, de perpetuación de estereotipos, y contrario a lo anterior, permitieron difundir injusticias, o promover líderes de luchas sociales.

This photograph documenting Gordon’s condition created a sensation when it reached the public, and quickly became one of the most powerful proofs of slavery’s brutality.” 6

En América Latina, las cartes de visite también fueron muy populares. Una gran muestra de estas imágenes se encuentra en Argentina, Chile, Paraguay, Brasil, Méjico y Cuba. Costa Rica tampoco se escapa a este género de fotografía.

La composición de la escena de las cartes de visite en Costa Rica es muy similar a las utilizadas en Europa y Estados Unidos, emulando el estilo de retrato utilizado para la pintura. Las damas vestidas nítidamente, luciendo sofisticados peinados y aderezos, como chales o mantillas españolas, cuellos bordados o con encajes y joyas, los cuales resaltaban su condición aristocrática. Fue común el uso de elementos religiosos, como rosarios, medallas y crucifijos en el pecho, o libros que insinuaban la intelectualidad o religiosidad del sujeto retratado. Dado que las cartes de visite compitieron con el género de la pintura, muchas fueron coloreadas, técnica que se conoció como “iluminación” de la fotografía.

En su libro La Mirada del Tiempo (8), la fotógrafa Sussy Vargas menciona a William Buchanan, como la persona que introdujo las cartes de visite a Costa Rica. Buchanan fue un fotógrafo itinerante de origen inglés, quien llegó al país en 1852. Con frecuencia, él viajó a Estados Unidos y se desplazó por varios países centroamericanos y Méjico.

En la actualidad, todavía encontramos cartes de visite en Costa Rica, que datan de finales del siglo XIX y principios del siglo XX, elaboradas por el fotógrafo estadunidense Harrison Nathaniel Rudd (1840-1917), y los Hermanos Paynter. Otros siguieron a Rudd y los Hnos. Paynter, y entre los estudios más populares se pueden citar el de Félix Robert, los Hermanos Hernández y el de Manuel Gómez Miralles. Este último, en la década de los 30 realizó cartes de visite, para conmemorar el día de la Primera Comunión de muchos niños del Valle Central. Las CDV dieron paso a las postales de armario, los fotógrafos empezaron a usar papeles de mayor espesor, técnicas de revelado más estables, y principalmente, se empieza a usar la gelatina como medio fijador de la plata. Para 1950, las cartes de visite se dejaron de producir en Costa Rica.

El éxito universal de las cartes de visite, contribuyó, junto con otros procesos de finales del siglo XIX como los estereogramas y linternas mágicas, a mejorar las técnicas fotográficas, los materiales y equipos. Estas pequeñas fotografías son una fuente invaluable de información desde el punto de vista de contenido visual, el fotógrafo y los procesos fotográficos. Cada una de ella está sujeta al deterioro y eventualmente destrucción, por lo que son necesarios un cuidado y almacenamiento adecuados para conservar estos fragmentos de la historia visual de una comunidad.

Carlos Brenes Quesada

Si disfrutaste de este artículo, compártelo con otros. Son bienvenidas las observaciones y preguntas.

Hasta la próxima.

—Alejandra Chaverri

Diciembre, 2018

*Harrison Nathaniel Rudd (1840-1917) fue un fotógrafo de Estados Unidos que se mudó a Costa Rica in 1873. Durante 40 años practicó la fotografía en Costa Rica, documentando la vida cotidiana y los cambios que ocurrieron en el país al final del siglo XIX. Él murió en San Diego, California en 1917. Esta fotografía pertenece a los archivos militares del estado de New York. Rudd se enlistó como soldado durante la Guerra Civil de Estados Unidos, en 1862, y fue dado de alta en 1865.

Referencias

1. Darrah, W. C. (1981) Cartes de Visite in Nineteenth Century Photography. Gettisburg, PA, W. C. Darrah Publishing.

2.Getty Museum 

3.Lansdell, Avril. (1992). Fashion à la Carte, 1860-1890. Buckinghamshire. UK. Press Building. 2nd ed.

4.Luminous-Lint. On line exhibition of Cartes the Visite

5.Rosenblum, N. (1997) 3rd ed. A World History of Photography. Aveville Publishing Group. NY. US.

6.National Portrait Gallery

7.New York Heritage

8.Vargas S., Alvarado, I., Hernández, E. (2004) 1st. ed. La Mirada del Tiempo. Historia de la Fotografía en Costa Rica 1948-2003. Fundación Museos del Banco Central de Costa Rica.

 

 

7 Comments La Democratización de la Fotografía: Cartes de Visite

  1. Pablo González Chaverri enero 2, 2019 at 11:58 am

    Excelente artículo Alejandra, la fotografía más allá de lo íntimo, captar la belleza de las vivencias personales, viajar al pasado para rememorar la historia. La fantasía de la luz y el color. Todo un arte, maravilloso.

    Reply
    1. aleja12 enero 2, 2019 at 12:26 pm

      Muchas gracias, Pablo. Espero muchos más, uno nuevo cada 15 días.

      Reply
  2. Violeta Brenes C enero 2, 2019 at 12:35 pm

    Que interesante lo que escribiste, sobre todo lo de las tarjetas de presentavion. Es todo un curso de historia de la fotografia el que nos
    estas dando

    Reply
    1. aleja12 enero 2, 2019 at 12:50 pm

      Muchas gracias. A ver si continuamos.

      Reply
  3. Jorge Saénz Campos enero 2, 2019 at 6:00 pm

    Excelente el articulo y las ilustraciobes. Mil gracias, me encanto.

    Reply
  4. Alex Chaves enero 2, 2019 at 6:46 pm

    Excelente. Soy amante de la fotografía y este tipo de info contribuye a mi crecimiento profesional. Ya mismo lo comparto con mis amigos colegas. Muchas gracias!

    Reply
    1. aleja12 enero 3, 2019 at 11:05 pm

      Muchas gracias Alex. Si se le ocurren temas de interés, avíseme y ojalá con preguntas!

      Reply

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *